La felicidad camina por donde tú andas

lunes, 25 de julio de 2011

-Con cada vaso de licor acabas con cientos de células del cerebro, pero eso no importa mucho, tenemos millones de ellas. Primero mueren las de la tristeza, así que estás sonriente :) .Luego mueren las del silencio y todo lo que piensas lo dices en voz alta, pero eso no importa porque de seguido mueren las de la estupidez.
 
-Entonces vamos a beber licor.

-No es tan fácil; aún quedan unas muy importantes, las de los recuerdos y esas... esas son muy difíciles de matar. Creo que ningún licor del mundo es capaz de acabar con todas ellas. Son… ¿cómo diría yo? Ah, sí, inmortales. -

1 comentario:

  1. Tu Blog es impresionante! Me encantan todas las publicaciones!!

    ResponderEliminar